Depto 51: El Escritorio de Nicolás Radic

Alguna vez se imaginaron el escritorio de un artista? En esta oportunidad les mostramos el lugar de trabajo del talentoso Nicolás Radic, quien tiene un lugar lleno de colores, pinceles, envases y telas.

Mi escritorio lo conforman mi atril y mi silla. El atril lo compré en Color Animal, que por esas casualidades queda justo abajo de mi casa, lo renové hace un año, pero ya está entero pintado. La gran gracia del atril es que tiene caja, ruedas y que el soporte llega hasta el piso lo que me permite trabajar más cómodamente en cuadros grandes sin tener que pararme. Mi silla me acompaña hace más de ocho años. La encontré por ahí en una bodega entre varias cosas abandonadas. Es una silla de metal y cuero bien gastado. La forma de las patas me permite un ligero balanceo. He optado por repararla artesanalmente con cuerdas, amarras y cojines, siempre lo viejo me es más cómodo. El resto de mi escritorio lo constituyen: telas, pinceles, óleos, paleta, espátula y un trapo viejo. Leer el artículo completo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.